FOTOMURALES

Mostrando todos los resultados (2)

Fotomurales personalizados

Fotomural de Papel

Fotomurales personalizados

Fotomural de vinilo


Comprar fotomurales

Pero, ¿quieres saber cuál es la última tendencia en decoración? Sencillo, la decoración en fotomurales de pared están muy de moda en el hogar, restaurantes y cafés. El potencial decorativo de los fotomurales y su versatilidad son elementos únicos que permiten cambiar cualquier espacio en cuestión de minutos. No es solo un tema de estética, los fotomurales han tenido éxito por su sencillez temática. Lo que tienes que hacer es muy sencillo, elegir entre muchas impresiones digitales, elegir la pared y listo. Además se ve moderno y por mucho supera al clásico vinilo decorativo. Los fotomurales de vinilo para paredes han llegado para quedarse en el gusto del consumidor por mucho tiempo y vale la pena saber todos los secretos que esconde este fotomural adhesivo.

Qué son los fotomurales

Si no sabes qué son los fotomurales decorativos, te explicamos brevemente de que tratan. Se trata de un tejido vinílico compuesto de varias piezas y que vas colocando en las distintas partes de la pared. Cada tira tiene las mismas dimensiones. El material es más fuerte que un papel normal, no tiene sustancias nocivas para la salud y no trae problemas con el medio ambiente. El secado es bastante rápido y en algunos casos debes adecuar el fragmento al tamaño de la pared. Los precios de fotomurales van a depender de la calidad de la imagen y los materiales. En internet tienes muchos fotomurales donde comprar y de calidad contrastada.

Fotomurales de vinilo: ventajas de la decoración con fotomurales

Estos fotomurales van muy bien con tus muebles y otros accesorios decorativos. En el baño, cocina, comedor o recibidor se verá muy bien. Además se pueden realizar fotomurales a medida personalizados. En esos espacios que son opacos en lo visual, un fotomural lo llenará de vida, incluso los vinilos para electrodomésticos añaden mayor vida a estos productos. También estos accesorios crean un contraste interesante de texturas y colores. Los vinilos de cocina son de los más buscados online en la actualidad. Finalmente estos fotomurales aportan mayor sobriedad al espacio, dando mayor unidad en lo visual y mejor cromática. Si quieres hacerdestacar los elementos visuales, es el momento de comprar un fotomural.

Cómo colocar un fotomural

Ahora respondamos a la pregunta de cómo colocar fotomurales en la pared. Por lo general los fotomurales están divididos en varios fragmentos para que el trabajo de colocación resulte sencillo. Instalar fotomurales no es complicado, los mismos se ajustan perfectamente a tu espacio y los puedes reducir si la pared no es del tamaño de producto que tienes. Una sugerencia importante es que coloques las piezas en el suelo y tengas la imagen en forma correcta para evitar errores. Comprueba el tamaño de las piezas esto lo haces colocándolo el uno sobre el otro. Si hay un defecto en su fabricación, ponte en contacto para que puedan solventarte la situación y después sigue con estos pasos:

Prepara la pared

Recuerda que la pared tiene que ser totalmente lisa para que tengas los mejores resultados. De ser posible extrae el polvo y la suciedad y limpia con agua. Si existen fisuras en la pared, intenta eliminarlas para que no se noten en el fotomural. Muy importante es seleccionar el tipo de pegamento a utilizar, procura que sea uno de calidad.

A la hora de colocarlo

Lee bien las instrucciones de uso del pegamento, por lo general el mismo forma parte del embalaje. Los vinilos Adhesivos ya tienen una cara que incluye el pegamento y no hay que añadir nada más. Los fotomurales de papel en la mayoría de los casos se requieren 1,5 litros de agua por cada 60 gramos de pegamento. Pegar fotomurales decorativos es muy fácil siempre y cuando sigas la pie de la letra los pasos.

Haz trazos en la pared

Te recomendamos hacer líneas verticales y horizontales para que tengas el espacio bien delimitado. Después comienza a colocar los fragmentos y puedes valerte de una brocha o rodillo para evitar las burbujas. Te recomendamos estirar el papel desde el centro hacia afuera. Incluso con un utensilio suave puedes hacer el trabajo, sin dañar el papel. Finalmente, el secado es lento, ya que uno rápido puede provocar defectos en el fotomural.